LA GESTIÓN DEL PRODUCTO EN EL MARKETING EDUCATIVO

Marketing es ante todo crear, comunicar y entregar valor. De ahí se desprenden los tres ejes elementales de la dirección del marketing educativo (y en general): la gestión de producto, gestión de marca y gestión de clientes. El éxito del posicionamiento de la marca y fidelización del cliente dependen de la exitosa implementación de estos tres ejes, estratégicamente articulados dentro de la propuesta de valor.

La gestión de producto es un proceso de creación de valor, a través del desarrollo de  productos  que respondan a los deseos, exigencias e intereses del mercado meta (previa segmentación del mercado, claro está). Es decir, nuestro servicio educativo (producto)  debe ser ante todo valioso para el mercado.

En tal sentido, la gestión del producto consiste en desarrollar productos y/o servicios orientados a las 3 Vs:

  • Valor
  • Ventaja
  • Vínculo

1. VALOR: El producto (servicio educativo) debe representar la propuesta de valor de la empresa. Ante todo, la misión de la empresa educativa es generar valor, para lo cual, es imprescindible conocer los DESEOS, EXIGENCIAS e INTERESES del mercado. En la medida que el producto sintonice con las variables mencionadas, se generará algo llamado BENEFICIO.

El valor es la relación entre el BENEFICIO y el COSTO que el servicio representa para el cliente. Es decir, nuestro servicio será más valioso en la medida que sea MAS BENEFICIOSO y MENOS COSTOSO para el mercado.

¿Qué debemos hacer para que nuestro servicio educativo sea VALIOSO?

ü  Incrementar el BENEFICIO, es decir, cerciorarnos de ofrecer lo que el mercado meta realmente quiere. Para esto debemos valernos de mediciones, estudios de mercado, encuestas de satisfacción, focus group, etc.

ü  Reducir los COSTOS de nuestro servicio. Ojo, no se trata de reducir precios, sino brindar mayores facilidades para que el mercado pueda acceder a nuestro servicio de manera más sencilla: agilización de trámites, consultas on line, aceptación de diversos medios de pagos, etc.

2. VENTAJA: El producto debe ser ventajoso. En tal sentido, se deben construir las credenciales que muestren al mercado nuestra ventaja sobre los competidores. El mercado optará por nosotros de una manera más rápida, además de percibir valor en nuestra propuesta, percibe ventajas sobre los demás competidores.

3. VÍNCULO: Finalmente, el producto debe ser diseñado para vincularse son el cliente. En tal sentido, el producto debe trascender un simple servicio y aspirar a formar parte importante en la vida del cliente. Aquí la clave es considerar no solo los deseos y exigencias del mercado, sino sus intereses, sus motivaciones.

En este aspecto, un servicio educativo es más que “dictar clases”, es ante todo una oportunidad de desarrollo, o un medio de ascenso social, o una inversión importante. La manera en que el producto busque vincularse con el mercado dependerá de los intereses del target.

La gestión del producto es la base de la generación de valor. No es posible desarrollar marcas exitosas sin un producto que represente valor para el mercado. Por eso es importante y útil considerar las variables señaladas para participar en el mercado de manera eficaz.

Acerca de makconsultores

Consultora en Gerencia Educativa
Esta entrada fue publicada en Gestión Estratégica, Marketing Educativo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s