ORIENTACIÓN VOCACIONAL – Psic. Gessel Ramos Virú

La elección de una profesión y/o trabajo consiste no solamente en escoger una actividad u opción profesional a la cual dedicarse, sino optar por una forma de vida. En tal sentido debemos ser conscientes que la vocación forma parte de nuestra identidad, de nuestro “yo” y de que a través de ella construimos nuestro rol en la vida y en la sociedad.

Cuando hablamos de orientación vocacional no es solo hablar de lo que nos gusta o de aquello que anhelamos. El tema es más complejo de lo que parece. A continuación analizaremos diversos elementos que debemos tener en cuenta para poder realizar una buena elección vocacional:

  1. Conocer nuestras aptitudes, que significa identificar cuáles son nuestras capacidades cognitivas, características emocionales y de personalidad. Hay que destacar también que la aptitud está estrechamente relacionada con la inteligencia.Por Ejemplo, podemos tener a un alumno que le gustaría mucho vestir el guardapolvo de médico, sin embargo cuando está ante un accidente y ve sangre, se desmaya.
  1. Discernir nuestros reales intereses, equivale a reconocer nuestros gustos y preferencias de acuerdo a aquello que disfrutamos realizar o donde el tiempo no nos resulte limitante.
  1. Necesidades del mercado, según la época, el lugar donde quisiéramos radicar y el desarrollo de la sociedad, es sumamente importante reconocer aquellas profesiones que van a tener posibilidades de desarrollo y de éxito, es decir donde exista una real demanda de puestos para lo que hemos estudiado.

La orientación vocacional es concebida con un proceso que sería ideal que se desarrollé desde los primeros años de la educación secundaria, aquí el alumno podría tener mayores recursos y experiencias para poder realizar una adecuada elección vocacional.

Podemos graficar una adecuada elección vocacional bajo el siguiente esquema:

APTITUDES + INTERESES+ NECESIDADES DEL MERCADO = PROFESIÓN

La vocación es el deseo y la necesidad de emprender una carrera, profesión o actividad que le dé sentido a tu vida; una ocupación para la que seas capaz, en la que seas productivo y con la que siempre te sientas satisfecho.

La orientación vocacional y profesional reduce de manera sustancial el tiempo que a una persona le costaría reconocer en qué área tiene ventaja comparativa en relación con sus semejantes. El aprovechar esto le hace más eficiente, productivo y exitoso; sin mencionar, por supuesto, el tiempo y los recursos que se ahorré y que probablemente dedique a una útil actividad, a la cual, no hubiera tenido acceso si no hubiera tenido una orientación vocacional o profesional.

Finalmente es importante precisar que existen diversos factores que pueden influir en nuestra elección, como por ejemplo, tenemos a nuestros padres, amigos, la cultura, etc., sin embargo no debemos de olvidar que está decisión es absolutamente personal.

Acerca de makconsultores

Consultora en Gerencia Educativa
Esta entrada fue publicada en Didáctica y Aprendizaje. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s