TÉCNICAS PARA MANEJO DE GRUPOS EN AULAS. Los tipos de grupo y sugerencias para cada uno de ellos

Uno de las principales inquietudes de los colegas docentes es conocer estrategias que le permitan un manejo eficaz de grupo. Aquí proponemos algunas pautas sugeridas para cada tipo de grupo.

Silencioso.– Cuando un grupo permanece en silencio absoluto se debe sospechar que la “ruptura del hielo” ha fracasado, no se entiende las instrucciones, o falta motivación sobre el tema o sobre el facilitador.

Se sugiere utilizar técnicas participativas, inclusive relatando anécdotas personales del conductor para que los demás puedan identificarse.

Ruidoso.- Murmuraciones y comentarios en voz baja que generan bulla y que distraen a todos en general.

Se sugiere mirar fijamente a quienes conversan, hacerles preguntas o pararse cerca de ellos.  Si la bulla no solo proviene de un grupo pequeño sino que es general, lo mejor sería pasar a una dinámica participativa o proponer un descanso.

Agresivo.- Normalmente proviene de una actitud igualmente agresiva del conductor ante lo cual el conjunto reacciona hostilmente, el ambiente entra en una lucha para ver quien es más fuerte con lo cual no se consiguen los objetivos trazados más aun si se combina con comentarios sarcásticos.

Se sugiere hacer notar al grupo que el instructor también está aprendiendo con lo cual la lucha por ver quien es el “sabelotodo” no tiene sentido.

Indiferente.- No hay interés en el curso ni en su contenido porque no presenta nada nuevo, puede que no haya rechazo abierto de parte del conjunto pero tampoco hay preguntas ni interés en lo que se le diga.

Se sugiere averiguar previamente el nivel de conocimiento y experiencia de los alumnos sobre el tema en particular del cual se va a hablar.  También es de utilidad manejar ejemplos que ilustren y hagan ver las diferentes posibilidades de aplicación del contenido por aprender.  Y siempre es muy importante ser flexible para mover el contenido hacia las necesidades o intereses del grupo.

Participativo.- Es aquel en el cual el interés se mantiene, suelen haber preguntas y participación.  Normalmente es resultado de una adecuada empatía, temas novedosos y presentados de forma interesante, uso de técnicas participativas y libertad para expresarse.

Se sugiere aprovechar al máximo la motivación de tal grupo aunque sin exagerar pues es normal que descienda cuando los resultados sean alcanzados.  Aprovechar la confianza de los participantes para que expresen sus intereses para futuras sesiones y no decaer la motivación.  También es útil hacer retroalimentación con las virtudes y defectos hallados en la sesión puesto que el conjunto está listo para colaborar.

Acerca de makconsultores

Consultora en Gerencia Educativa
Esta entrada fue publicada en Didáctica y Aprendizaje. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s