ESTRATEGIAS Y APRENDIZAJE A TRAVÉS DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL.

Lic. Bertha Terrazas Duhaut

 Una de las teorías más impactantes y mejor fundadas de las aparecidas en los últimos años es la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner. Gardner define la inteligencia como el conjunto de capacidades que nos permite resolver problemas o fabricar productos valiosos en nuestra cultura. Defino 8 grandes tipos de capacidades o inteligencias, según el contexto de producción (la inteligencia lingüística, la inteligencia lógico-matemático, la inteligencia corporal Kinestésica, la inteligencia musical, la inteligencia espacial, la inteligencia naturalista, la inteligencia interpersonal y la inteligencia intrapersonal).

Todos desarrollamos las ocho inteligencias, pero cada una de ellas en distinto grado.

Aunque parte de la base común de que no todos aprendemos de la misma manera, Gardner rechaza el concepto de estilos de aprendizaje y dice que la manera de aprender del mismo individuo puede variar de una inteligencia a otra, de tal forma que un individuo puede tener, por ejemplo, una percepción holística en la inteligencia lógico-matemático y secuencial cuando trabaja con la inteligencia musical.

De los ocho tipos de inteligencias de los que habla Howard Gardner, dos se refieren a nuestra capacidad de comprender las emociones humanas. La inteligencia interpersonal está relacionada con nuestra capacidad de entender a los demás. La inteligencia intrapersonal está determinada por nuestra capacidad de entendernos a nosotros mismos.

Daniel Goleman agrupa ambos tipos de inteligencia bajo el nombre de inteligencia emocional. La inteligencia emocional es nuestra capacidad de comprender nuestras emociones y las de los demás, señala que es la capacidad de sentir, entender, controlar y modificar estados de ánimo propio y ajeno.

Las habilidades prácticas que se desprenden de la Inteligencia Emocional son:

a) La autoconciencia.- capacidad de saber qué está pasando en nuestro cuerpo y qué estamos sintiendo.

b) El control emocional.- regular la manifestación de una emoción y/o modificar un estado de ánimo y su exteriorización.

c) La capacidad de motivarse y motivar a los demás.

d) La empatía.- entender qué están sintiendo otras personas, ver cuestiones y situaciones desde su perspectiva.

e) Las habilidades sociales.- habilidades que rodean a la popularidad, el liderazgo y la eficacia interpersonal, y que pueden ser usadas pasa persuadir y dirigir, negociar y resolver disputas, para la cooperación y el trabajo en equipo.

Los especialistas de todo el mundo coinciden en que el aprendizaje se da no solo en una dimensión intelectual, sino también en una emocional, afectiva y de relación por lo tanto la actitud de un profesor al comunicar los conocimientos o manejar la disciplina influye para bien o para mal en el aprendizaje de sus alumnos.

Un profesor auténtico, al implicarse de lleno en la actuación pedagógico-educativa, en lo que dice, en lo que hace, en lo que exterioriza mediante el estilo o proceso de enseñanza que elige, con la mirada que lanza o con el gesto que inicia, logra que un mensaje sea interiorizado de modo diferente y en distinto grado, no sólo sean las vivencias emocionales, afectivas y sociales de cada uno de los alumnos.

La inteligencia emocional, con cada una de sus habilidades prácticas, ayuda en el proceso de la educación abarcando todos los aspectos de la misma. Pero todo depende del principio de la autenticidad.

Al ser la autenticidad la necesidad más profunda del equilibrio psíquico, deberá ser también la característica dominante de la personalidad de todo profesor. Sólo ella llevará al educador a la aceptación de sí mismo y de los demás, y se convertirá en el fundamento de todo acto relacionante o comunicativo.

Un profesor así:

􀁹 Será receptivo;

􀁹 Su comunicación será asertiva;

􀁹 Se presentará tal cual es;

􀁹 No impondrá a los demás sus sentimientos;

􀁹 No se verá precisado a desviarse de sus propios sentimientos;

􀁹 No mostrará actitudes defensivas ni perjuicios en relación con nadie

􀁹 Ya no tendrá que hacer esfuerzos para parecer diferente de lo que es; sino

􀁹 Sólo para cambiar y llegar a ser todo aquello que puede ser.

􀁹 Canalizará su autoridad en sana democracia.

Esta disponibilidad psicológica y afectiva de apertura, sensibilidad y de cambio, conduce al profesor a comprometerse completamente en la situación pedagógica, a entregar su totalidad a aquello que cree, dice, hace y es.

Acerca de makconsultores

Consultora en Gerencia Educativa
Esta entrada fue publicada en Didáctica y Aprendizaje. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s