ESTRATEGIAS ANTIDESERCIÓN ESCOLAR. Pautas para disminuir la deserción y fortalecer la fidelización de los clientes.

Cada institución educativa establece sus propios objetivos y estrategias existiendo de esta forma un sinnúmero de posibilidades. Sin embargo, se puede identificar que de manera genérica, todas las instituciones educativas persiguen dos objetivos fundamentales:

  • Calidad en aprendizajes, las cuales se miden en rendimiento académico.
  • Crecimiento poblacional, las cuales se miden en incremento de alumnado y disminución de la deserción.

Es decir, un objetivo fundamental en la empresa educativa es el incremento de su participación en el mercado (tener más clientes), lo cual compromete por un lado atraer más alumnos, y por otro lado disminuir la deserción.

¿Cuáles son las causas de la DESERCIÓN ESCOLAR?

Existen muchas razones las cuales motivan que un alumno se retire de su institución educativa, sin embargo, diversos estudios (y nuestra propia experiencia en la consultoría educativa) nos señalan que existen tres principales motivos para la deserción:

FRACASO EN LA SATISFACCIÓN DEL SERVICIO: El descontento de alumnos y padres sobre el servicio recibido es un factor importante en la deserción. Lo que cabe señalar es que en la mayoría de casos, el descontento se produce principalmente en la parte de la ATENCIÓN y el TRATO a los alumnos y/o padres.  Los docentes que no poseen buen trato, los errores o taras administrativas que entorpecen la atención a los padres, o los reclamos no atendidos oportunamente son las causas más frecuentes que alimentan la decepción de los padres por el servicio y la consecuente deserción.

FRACASO ACADÉMICO: Una causa muy frecuente (y poco advertida) en la deserción escolar es la pobre adaptación de los alumnos a las exigencias del  sistema académico del colegio, lo cual produce un bajo rendimiento (notas desaprobadas), por lo cual el alumno termina siendo retirado del colegio. Cabe señalar que los padres de familia contemporáneos suelen atribuir al colegio la responsabilidad del bajo rendimiento académico de sus hijos, por lo cual, ante los resultados académicos negativos obtenidos por sus hijos optan por el cambio de colegio como solución.

FRACASO EN LA ADAPTACIÓN SOCIAL: Otra causa muy frecuente en la deserción es la pobre adaptación social de los alumnos a su entorno, sobre todo en los alumnos “nuevos”. Los alumnos que no logran hacer amigos, establecer relaciones con sus compañeros  y sentirse “aceptados “en su nuevo entorno escolar,  terminan evadiendo el colegio, inasistiendo a clases (generalmente a escondidas de sus padres) y finalmente retirándose del colegio.

¿Qué ESTRATEGIAS ANTIDESERCIÓN escolar podemos implementar?

  1. ELABORAR SISTEMA DE SEGUIMIENTO A LOS INDICADORES DE RIESGO DE DESERCIÓN. En primer lugar se debe realizar un seguimiento sobre los indicadores que representen riesgos de deserción en los alumnos. Los principales indicadores son:
  • Índice de asistencia y ausentismo (la deserción comienza a manifestarse con las inasistencias reiteradas de los alumnos)
  • Rendimiento académico de los alumnos.
  • Observaciones en su ajuste emocional y social al entorno.

 Si observamos que existen alumnos que en los indicadores mencionados muestran resultados preocupantes, estaríamos frente a un caso que representa riesgo de desertar, por lo tanto es necesario prevenir y abordar.

En el caso que la deserción se concrete ES SUMAMENTE IMPORTANTE REALIZAR UNA ENTREVISTA PARA INDAGAR SOBRE LOS MOTIVOS DE LA DECISIÓN.

  1. FORTALECER LA TUTORÍA Y LOS  SISTEMAS DE ACOMPAÑAMIENTO PSICOPEDAGÓGICO: Es importante fortalecer la tutoría escolar porque permite:
  • Realizar el seguimiento y recuperar a los alumnos de bajo rendimiento académico, los cuales representan a su vez riesgo de deserción.
  • Promover la integración y adaptación social de todos los alumnos, sobre todo en los casos de alumnos con dificultad de integración, los cuales representan riesgo de deserción.

 En tal sentido, la tutoría cumple un rol estratégico en la institución, dado que los resultados de su trabajo impactan directamente en la deserción escolar.

  1. FORTALECER LA COMUNICACIÓN CON LOS PADRES DE FAMILIA. En este punto, el papel del docente y del tutor es fundamental. Se sabe que en los casos donde los docentes y/o  tutores mantienen un vínculo cercano y de confianza con los padres de familia, la deserción es mínima. Es importante que los docentes y tutores mantengan informados a los padres sobre los avances, dificultades y demás observaciones de sus hijos. De esta forma generan una imagen de interés y preocupación de parte del colegio por sus hijos, por lo cual la confianza en el colegio y la satisfacción por el servicio se verán notablemente fortalecidas. Es importante señalar que en el caso de los servicios educativos, la CONFIANZA en la institución es un factor de alto valor en la fidelización de los clientes.
  2. PROMOVER UNA CULTURA DE CALIDAD EN LA ATENCIÓN AL CLIENTE: Finalmente, se debe promover una cultura de trato y atención de parte de docentes y administrativos a los padres y alumnos, basados en los siguientes aspectos:
  • Promover procedimientos administrativos ágiles y sencillos para los padres de familia.
  • Atender oportunamente quejas y reclamos.
  • Innovar constantemente los canales de atención a los padres.
  • Ser disciplinados y flexibles al mismo tiempo en nuestras políticas administrativas. Un cliente satisfecho es más importante que cualquier política.
  • Y sobre todo UN TRATO CÁLIDO, GENEROSO Y AUTÉNTICO.

Algunos datos adicionales de interés:

  • Por lo general, la deserción es alta en los primeros años de cada etapa escolar (1º y 2º grado de primaria y secundaria). Es en estos grados donde debemos fortalecer nuestras estrategias.
  • El porcentaje de deserción anual en una institución promedio es del 15%  el cual se concentra mayormente en 1º y 2º de secundaria.
  • De todas las causas mencionadas, el mal trato recibido de parte de docentes o administrativos a los padres o alumnos es la razón más frecuente en los casos de deserción.
  • Los motivos económicos o de mudanza no son causas relevantes en la deserción. Un padre o alumno que esté contento con su colegio generalmente agotará esfuerzos económicos para continuar (nunca se retirará intempestivamente). De igual manera haría el esfuerzo de ir a su colegio a pesar de vivir lejos.

Acerca de makconsultores

Consultora en Gerencia Educativa
Esta entrada fue publicada en Marketing Educativo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s