LAS VENTAJAS COMPETITIVAS Y LAS COMPETENCIAS ORGANIZACIONALES

Entendemos como ventajas competitivas a aquellos recursos que permite a la empresa diferenciarse  en el mercado.  Desarrollar estas ventajas es una tarea básica de la Gerencia Educativa y constituye la base para construir una propuesta de valor sólida y una estrategia competitiva sostenible.

Sin embargo hay que tener en cuenta que no todos los recursos de la empresa pueden constituir ventajas competitivas (a pesar que pueden ser muy importantes e influyentes en el éxito de las mismas). Para que un recurso pueda ser considerado como una ventaja competitiva deben presentar ciertas características que aseguran sus sostenibilidad:

¿Qué CARACTERÍSTICAS DEBE TENER UNA VENTAJA COMPETITIVA?

  • SINGULARIDAD: Una ventaja competitiva debe servir en principio para diferenciar a la empresa en el mercado,  por lo tanto debe ser un atributo que  sus competidores (o la mayoría de ellos) no lo posean. Mientras más singular sea nuestra ventaja competitiva, será más poderosa en el mercado.
  • DIFICIL DE IMITAR: Además de singular, la ventaja competitiva debe ser difícil de imitar. Este atributo quizá sea el más controvertido, ya que gracias a la tecnología y al desarrollo de muchas herramientas es más fácil imitar servicios y productos. Sin embargo la empresa que desee mantener sus ventajas competitivas debe velar por la innovación constante y no dormirse en sus laureles.
  • TRANSFERIBLE: Finalmente, toda ventaja competitiva debe ser transferible, es decir, que la empresa tenga la capacidad de transmitirlo a toda la organización y que no sea dominio exclusivo de un sector de ella, de lo contario la empresa dependerá estrategicamente de estas personas por lo cual su posición en el mercado se verá amenazada.

 ¿Cuáles SON LAS FUENTES DE VENTAJA COMPETITIVA?

Muchas empresas erróneamente tratan de construir sus ventajas competitivas en factores poco sólidos, como su Infraestructura o su Antigüedad en el mercado. Estos factores, si bien es cierto pueden ser importantes para el desarrollo de la marca, son poco competitivos en la medida que son fácilmente imitables, sustituibles y poco transferibles.

La fuente más importante para construir ventajas competitivas sólidas y sostenibles en el tiempo son aquellas que se generan a partir de las competencias organizacionales, es decir, aquellas habilidades, conocimientos y características de la organización que permita ofrecer un servicio único y de calidad. Explotar al máximo estas capacidades diferenciales permitirá ofrecer una propuesta de valor competitiva y diferenciada.

De esta forma, las empresas educativas ofrecen al mercado diversas propuestas de valor: educación en valores, formación científica, uso de tecnología, alto nivel académico, etc. Cada propuesta de valor se enfoca por un lado a las necesidades del nicho del mercado objetivo, y por otro lado se basa en las verdaderas competencias organizacionales las cuales se aprovechan al máximo para ofrecer un servicio diferenciado.

En suma. la labor Gerencial se basa ante todo en explotar eficazmente las habilidades diferenciales de su equipo y poder convertirlas en verdaderas ventajas competitivas.

Les dejamos un video que ilustra sobre lo que el trabajo en equipo puede hacer.

Acerca de makconsultores

Consultora en Gerencia Educativa
Esta entrada fue publicada en Gestión Estratégica, Marketing Educativo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s