APRENDIZAJE Y DESARROLLO. Aproximación epistemológica sobre el desarrollo psíquico

La relación entre el  aprendizaje y desarrollo humano encierra  un aspecto central del debate epistemológico sobre la naturaleza del ser humano y del desarrollo psíquico. Son muchas las teorías que han abordado el concepto de aprendizaje y desarrollo de manera aislada y desde diversas perspectivas que han transitado desde el mecanicismo conductista, el reduccionismo cognitivista hasta el idealismo subjetivo del constructivismo (paradigma actual).

El  estudio de la relación entre ambos conceptos dentro de la construcción de la personalidad y de los procesos psíquicos superiores constituye la frontera epistemológica sobre la concepción científica del hombre concreto.  (Ver aquí Teorías del aprendizaje).

En tal sentido, Piaget y Vigotsky constituyen los principales aportes científicos al respecto, y el debate entre ambos constituye la mejor exposición de las posiciones epistemológicas que de manera vigente orientan las diversas teorías pedagógicas hasta hoy.

Recordemos que Piaget se interesó profundamente por conocer el origen de la generación de aprendizaje y conocimiento en el individuo durante el trascurso de su vida desde el nacimiento. Piaget quería saber cómo se generaba el aprendizaje en el individuo. De esta forma, su teoría pasa a denominarse Epistemología genética, al determinar que la adquisición de conocimiento (aprendizaje) es el producto del desarrollo ontogénico del ser humano. En otras palabras, el desarrollo del ser humano es un proceso determinado genéticamente. En el marco de este desarrollo determinado genéticamente surgen ciertas cualidades psicológicas que median el aprendizaje y el surgimiento de las funciones psíquicas superiores. De esta forma, para Piaget el aprendizaje es producto del desarrollo. Los estadios de desarrollo humano propuesto por Piaget son las etapas determinadas por las cualidades psicológicas que surgen en cada una, las cuales, como hemos dicho, estarían programadas desde el nacimiento.  (Ver aquí Teorias de Piaget y Vigotsky).

Recordemos también que Piaget definió al aprendizaje como “un proceso de adaptación”. Al parecer esta definición ha generado la confusión entre los entusiastas constructivistas contemporáneos al definir a Piaget como un precursor del constructivismo. La definición de Piaget consiste en definir al aprendizaje como un proceso activo mediante el cual el individuo a través de sus esquemas y recursos psíquicos incorpora nuevos elementos dentro de sus esquemas cognitivos, los cuales van a reestructurar integralmente el esquema dando lugar a otro más complejo. Esta es la dinámica del aprendizaje y desarrollo según Piaget, el cual ha legado importante términos como Asimilación, Acomodación, Reestructuración y Conflicto cognitivo.

Sin embargo, sin desmerecer los brillantes aportes de Piaget, cabe detenerse en precisar la naturaleza de los procesos psicológicos que median el aprendizaje y el desarrollo: en el caso de Piaget dichos procesos son de naturaleza biológica y genética (la definición de aprendizaje como adaptación-término darwinista- no es gratuita) ya que el aprendizaje estaría mediado por funciones psicológicas determinadas genéticamente. En suma, detrás de la naturaleza dialéctica del aprendizaje sugerida por el concepto de asimilación se esconde una naturaleza mecanicista por el origen determinista y genético de los procesos impulsores del desarrollo.

Vigotsky escribe su teoría muchos años previos a Piaget. Su obra silenciada durante décadas, recién a partir de los años 50 recibe acogedora difusión gracias a varios autores.

La perspectiva Vigotskyana ofrece una relación diametralmente opuesta a Piaget. Al igual que este último, Vigotsky fue un estudioso del desarrollo psíquico, estableciendo finalmente que el surgimiento de las funciones psíquicas superiores y por lo tanto, el desarrollo psicológico es un proceso determinado por la acción efectiva del individuo a través de procesos primarios mediadores sobre el entorno, lo cual genere aprendizaje. En otras palabras, a diferencia de Piaget que sostenía que el desarrollo empujaba el aprendizaje, Vigotsky sugiere que el aprendizaje es quien sostiene e impulsa el desarrollo. A esta teoría se le denominó Histórico cultural, ya que el desarrollo psíquico no pre determinado ni de naturaleza genética, sino mas bien es una construcción histórica la cual se da mediante la apropiación de la cultura de parte del individuo a través de ciertos instrumentos psicológicos, como el lenguaje  (Ver aquí vigotsky).

Precisamente de esta forma define Vigotsky al aprendizaje, como la apropiación de la cultura de parte del individuo a través de la actividad mediada psicológicamente. Es decir, el aprendizaje se produce gracias a la actividad del individuo sobre la realidad objetiva, la cual se refleja psíquicamente dentro del individuo,  generando el desarrollo de las funciones psíquicas superiores y de la personalidad en sí. En todo proceso de aprendizaje en los niños se generan dos momentos: un primer momento en el cual el niño realiza la acción de manera externa a él y en interacción con el adulto en una experiencia interpsicológica. Sin embargo esta acción posteriormente puede ser representada internamente por el niño, en una experiencia intrapsicológica. A este fenómeno Vigotsky denominó la ley de doble formación. La importancia de la interacción con los adultos para el aprendizaje de los niños cobra un especial énfasis en la teoría Vigotskyana, ya que según él, los adultos son los que  transmiten la cultura y los instrumentos psicológicos culturales (como el lenguaje) que deberán ser internalizados por el niño para que a su vez pueda interactuar psíquicamente con el mundo y construir su desarrollo. A este proceso Vigotsky denominó internalización. La Zona de Desarrollo Próximo es la aproximación teórica de Vigotsky respecto a las potencialidades de los niños respecto al aprendizaje que puede alcanzarse gracias a la orientación del adulto (“instructor” en lenguaje vigotskiano). Quien a su vez deberá desplegar una serie de acciones dirigidas al niño para favorecer su aprendizaje (“andamiaje” en términos vigotskianos). Ver aquí material sobre aprendizaje, ZDP y ley de doble formación.

La apreciación científica sobre la dinámica aprendizaje – desarrollo se involucra directa y necesariamente con sentar las bases teóricas sobre la naturaleza del psiquismo humano y del hombre en lo general y concreto. Finalmente, cabe señalar que Piaget y Vigotsky constituyen quizá los aportes más relevantes y absolutamente referenciales en el universo teórico de la pedagogía contemporánea. A pesar de la proliferación de tecnología pedagógica moderna (aprendizaje significativo, mapas conceptuales, aprendizaje cooperativo, etc) es indudable su vigencia e incluso presencia (muchas veces desapercibida) en las modernas teorías del aprendizaje y desarrollo.

Acerca de makconsultores

Consultora en Gerencia Educativa
Esta entrada fue publicada en Didáctica y Aprendizaje, Inicio. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s